7 hechos sobre el TDAH

tdah-hechos

Casi todas las organizaciones médicas, psicológicas y educativas convencionales han concluído hace mucho tiempo que el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno médico real. Estas organizaciones también concluyeron que los niños y adultos con TDAH se benefician de un tratamiento adecuado y necesario de establecer de forma individual para cado caso en particular. 

El TDAH es un trastorno común no discriminatorio

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad es un trastorno no discriminatorio que afecta a personas de todas las edades, sexos, coeficientes intelectuales, religiones y antecedentes socioeconómicos.

Los niños son diagnosticados dos o tres veces más a menudo que las niñas y cada vez más niños empiezan a tener TDAH.

Entre los adultos, la Replicación de la Encuesta Nacional de Comorbilidad de Harvard afirmó que el 4,4% de los adultos, de entre 18 y 44 años en los Estados Unidos, experimentan síntomas y alguna discapacidad.

ADHD, AD / HD y ADD se refieren al mismo trastorno. La diferencia principal consiste en que algunas personas tienen hiperactividad y otras no.

El diagnóstico de TDAH es un proceso difícil

Para que se considere un diagnóstico de TDAH, la persona debe presentar una gran cantidad de síntomas, demostrar problemas significativos con la vida diaria en varias áreas importantes de la vida (trabajo, colegio o relación con familia o amigos) y haber tenido los síntomas durante un mínimo de seis meses.

Para complicar el proceso de diagnóstico, muchos de los síntomas parecen formas extremas de comportamiento normal. Además, una serie de otras condiciones se asemejan al TDAH. Por lo tanto, se deben tener en cuenta otras posibles causas de los síntomas antes de llegar a un diagnóstico de TDAH.

Lo que diferencia TDAH de otras afecciones es que los síntomas son excesivos, generalizados y persistentes. Es decir, los comportamientos son más extremos, aparecen en múltiples entornos y pueden seguir apareciendo durante toda la vida. 

No se puede hacer sólo una prueba y entender que una persona tiene TDAH. En cambio, los diagnosticadores se basan en una variedad de herramientas, la más importante de las cuales es la información sobre la persona y su comportamiento y entorno. Si la persona cumple con todos los criterios del TDAH, se le diagnosticará el trastorno.

Otras afecciones de salud mental a menudo ocurren junto con el TDAH

Hasta el 30% de los niños y el 25-40% de los adultos con TDAH tienen un trastorno de ansiedad coexistente. Los expertos afirman que hasta el 70% de las personas con TDAH recibirán tratamiento para la depresión en algún momento de sus vidas.

Los trastornos del sueño afectan a las personas con TDAH de dos a tres veces más que a quienes no lo padecen.

El TDAH no es benigno

Particularmente cuando el TDAH no se diagnostica ni se trata, el TDAH contribuye a:

  1. Problemas para tener éxito en la escuela y graduarse con éxito.
  2. Problemas en el trabajo, pérdida de productividad y reducción del poder adquisitivo.
  3. Problemas con las relaciones.
  4. Más citaciones y accidentes en la carretera
  5. Problemas con la sobrealimentación y la obesidad.
  6. Problemas con la ley.

TDAH puede ser una de las afecciones médicas más costosas en los países, donde se considera como uno de los trastornos reales. Es necesario evaluar, diagnosticar y tratar esta afección, ya que no solo puede mejorar la calidad de vida, sino que también puede ahorrar miles de millones de dólares cada año .

El TDAH no es culpa de nadie

Es importante saber que este trastorno no está causado por fallas morales, mala crianza de los hijos, problemas familiares, malos profesores o colegios, demasiada televisión, alergias alimentarias o exceso de azúcar. En cambio, la investigación muestra que el TDAH es altamente genético (la mayoría de los casos de TDAH tienen un componente genético) y un trastorno basado en el cerebro (con los síntomas del TDAH vinculados a muchas áreas específicas del cerebro).

Los factores que parecen aumentar la probabilidad de que un niño padezca el trastorno incluyen:

  • el género, 
  • los antecedentes familiares, 
  • los riesgos prenatales, 
  • las toxinas ambientales,
  • las diferencias físicas en el cerebro.

El tratamiento del TDAH es multifacético

En el día de hoy, los tratamientos disponibles se enfocan en reducir los síntomas del TDAH y mejorar el funcionamiento. Los tratamientos incluyen medicamentos, varios tipos de psicoterapia, intervenciones conductuales, educación o capacitación y apoyo educativo. Por lo general, una persona con TDAH recibe una combinación de tratamientos.

Los medicamentos como Atomoxetina (Strattera) y Waklert (con ingredientes activos Sulfametoxazol y Armodafinil) son unos de los mejores remedios para el tratamiento del trastorno.

Publicado en: Comprar medicamentos online

Editado: 23.12.2021