8 afirmaciones erróneas sobre Adderall y TDAH

8 afirmaciones erróneas sobre Adderall y TDAH

Las dosificaciones de Adderall pastillas y de todos los demás medicamentos para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad son opacas y variables.

Adderall es uno de los medicamentos que más se receta para el trastorno de atención con hiperactividad. También es uno de los estimulantes que se considera de los de la primera línea de tratamiento de TDAH. Sin embargo, estos hechos no significan que los médicos pueden elegir Adderall como medicamento favorito y recetarlo a todos los pacientes. 

Así como un profesional no puede predecir qué medicamento funcionará mejor, tampoco puede predecir una dosis óptima (no existe una dosis "promedia u óptima de Adderall) o cualquier otro medicamento para el TDAH.

La dosis ideal de Adderall u otros medicamentos para el TDAH se identifica mediante un método llamado titulación: aumenta cuidadosamente la dosis con el tiempo, hasta que se logren beneficios notables y los efectos secundarios se reduzcan al mínimo. En general, los medicamentos estimulantes deben administrarse en la dosis más baja (para mantener a raya los efectos secundarios y evitar una sobredosis) y más efectiva para el paciente individual, y también debe ajustarse de acuerdo con las necesidades cambiantes.

1. Adderall es el único remedio que ayuda a tratar TDAH

Adderall está disponible en varias formulaciones y dosis. Las tabletas de liberación inmediata se pueden tomar varias veces al día o durante actividades específicas, según las necesidades del paciente. Adderall XR es un estimulante diario de liberación controlada. La respuesta de un paciente a una dosis prescrita depende de muchos factores, entre ellos:

2. Su historial de tomar medicamentos estimulantes

Aquellos que han tomado estimulantes en el pasado pueden ser menos sensibles a las respuestas que las personas que no lo han hecho.

Diferencias genéticas: algunas personas metabolizan el medicamento más rápidamente que otras.
Condiciones coexistentes: ansiedad o un trastorno del estado de ánimo, por ejemplo, y sus tratamientos actuales.

3. Para un adulto de su altura y peso, comenzamos con esta dosis.

La dosificación de medicamentos para el TDAH no está relacionada con la altura o el peso de un adulto. La dosis de Adderall de otro adulto de su edad, peso y/o altura es irrelevante. Sin embargo, los médicos suelen comenzar en adultos con una dosis baja (generalmente 5 mg) y luego la ajustan según sea necesario.

4. No puede tomar Adderall si tiene hipertensión

Adderall está relacionado con el aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca,1 por lo que los adultos con TDAH deben someterse a un examen físico completo, incluida la detección de problemas cardíacos, antes de comenzar con Adderall o cualquier medicamento nuevo.

La hipertensión por sí sola no impide que un paciente tome medicamentos para el TDAH. De hecho, existen medicamentos para el TDAH que reducen la presión arterial”. Estos incluyen guanfacina genérica y su formulación de marca de acción más prolongada, Intuniv, que puede reducir la presión arterial tanto sistólica como diastólica. 

Estos medicamentos a menudo se usan como una alternativa a los estimulantes o junto con ellos.

5. Evitar consumo de cafeína

Muchos adultos con TDAH dependen en gran medida del café o los refrescos con cafeína. Sin embargo, la cafeína puede exacerbar el efecto de Adderall y otros medicamentos estimulantes, creando ansiedad y palpitaciones del corazón. “Algunas personas pueden tolerar los estimulantes y aun así consumir algo de cafeína”, dice Weiss. “Para otros, la cafeína interfiere al crear o exacerbar los efectos secundarios, lo que hace imposible aumentar el estimulante a dosis terapéuticas”.

Es posible que no pueda determinar qué está causando estos efectos secundarios (el estimulante o la cafeína) a menos que deje gradualmente la cafeína antes de comenzar a tomar estimulantes.

6.Verá una gran mejora en los síntomas del TDAH de inmediato

Los posibles efectos positivos de Adderall, otros estimulantes o el tratamiento médico para el TDAH no deben exagerarse. Saber que los estimulantes son tratamientos psicofarmacológicos de primera línea para el TDAH no significa que podamos predecir cómo afectará cualquier medicamento o dosis a un individuo en particular.

Juzgar la efectividad de un medicamento requiere más que un médico preguntando, "¿Cómo estás?" Requiere al menos dos pasos:

Hacer un inventario cuidadoso de los desafíos que enfrenta (escribirlos, uno por uno), antes de comenzar con la medicación

Revisar regularmente cada desafío a medida que avanza el tratamiento, para realizar un seguimiento de la mejora (o no), el empeoramiento de los síntomas o los nuevos efectos secundarios.

Durante esta fase de titulación, los expertos recomiendan hablar con su médico semanalmente y usar un registro de seguimiento de medicamentos para el TDAH como este. Las visitas al consultorio deben realizarse cada tres o cuatro semanas para revisar los efectos secundarios, la salud física, el bienestar del paciente y la familia y otras terapias cuando estén indicadas.

A medida que enfrenta situaciones desafiantes en su vida, puede evaluar cómo sus respuestas difieren de las del pasado.

Los síntomas tienden a mejorar en cuestión de horas después de tomar medicamentos estimulantes, pero pueden pasar algunos días antes de que se aprecien completamente estos cambios.

Los no estimulantes tardan aproximadamente cinco días en hacer efecto después de los cambios de dosis y, a menudo, se tarda de seis a ocho semanas en obtener todos los beneficios de medicamentos como la atomoxetina.

El funcionamiento mejora en unos meses.

Los cambios en el desarrollo ocurren a lo largo de los años. Por ejemplo, el individuo que nunca tuvo un amigo ahora puede hacerlo y conservarlo. Un adulto que no pudo mantener un trabajo ahora puede conservarlo durante un año.

7.Si el estimulante interrumpe su sueño, hay que cambiarlo a uno que no sea estimulante

Las causas de los problemas del sueño entre los adultos con TDAH son multifacéticas y es posible que el médico tratante no las entienda por completo. Cada vez más, la investigación sobre el cerebro con TDAH apunta a diferencias neurofisiológicas en el ritmo circadiano, el reloj biológico interno que nos dice cuándo irnos a dormir. Pero existen otros obstáculos para dormir relacionados con el TDAH, como no poder “frenar” un cerebro ocupado.

Al evaluar los efectos adversos de cualquier medicamento para el TDAH en el sueño, es importante prestar atención al momento. Tal vez los problemas para dormir sean causados por el rebote del efecto del medicamento. En ese caso, debe intentar tomar el medicamento más temprano en el día o tomar una siesta al mediodía mientras la dosis completa está en efecto. Una siesta de prueba sin riesgo puede ayudar a demostrar que la medicación no está causando la alteración del sueño, sino el propio TDAH y la falta de medicación en el período de recuperación. Algunas personas con TDAH duermen mejor con un estimulante; dichos medicamentos detienen el "ruido cerebral" y aumentan el enfoque en ir a dormir y permanecer dormido.

8. Si cree que Adderall ha dejado de funcionar, debe probar con otro remedio

Antes de descartar Adderall o cualquier otro estimulante para el TDAH, considere que el medicamento puede haber dejado de funcionar por varias razones neurobiológicas. Después de eso, dé un paso atrás y trate de recordar cómo era la vida antes de comenzar a tomar el estimulante.

Los adultos a quienes se les diagnostica TDAH más adelante en la vida suelen desarrollar el hábito de prestar atención solo a lo emocionante o nuevo. Después de algunas semanas de experimentar la "novedad" de la mejora de los síntomas, es fácil olvidar lo lejos que ha llegado. Esta es otra razón para mantener registros escritos de los síntomas iniciales y del progreso que ha logrado. Es la única manera de saber si el medicamento está haciendo su trabajo.

Publicado en: Comprar medicamentos online

Editado: 14.04.2022