7 síntomas de la dependencia de Tramadol

tramadol dependencia

Tramadol es un analgésico opioide que se receta para el tratamiento del dolor moderado o severo. El medicamento Tramadol funciona cambiando el sistema de la respuesta de su celebro al dolor. Tramadol es la forma más suave de medicamento opiáceo, por eso mucha gente erróneamente cree que no es un remedio adictivo. 

La dependencia de tramadol puede desarrollarse después de un uso prolongado y es posible la aparición de la adicción. Esta es la razón principal por la que es importante tomar Tramadol sólo según el médico lo ha recetado. A continuación, encontrará los 7 principales síntomas por los que podra detectar si está abusando de Tramadol.

1. Dependencia física

La dependencia física de Tramadol puede desarrollarse después de un tratamiento prolongado. En caso de su aparición, notará los siguientes síntomas (en caso de dejar de tomar Tramadol):

  • sudoración aumentada;
  • pánico;
  • nerviosismo;
  • náuseas y vómitos;
  • tremor no controlado;
  • espasmos musculares;
  • mocos y estornudos;
  • escalofríos;
  • diarrea;
  • tos;
  • dolor; 
  • dificultad para quedarse dormido.

Raramente también pueden aparecer alucinaciones y convulsiones.

2. El uso compulsivo de Tramadol a pesar de consecuencias negativas

Lo que finalmente separa la adicción de la dependencia es el uso compulsivo del medicamento a pesar de cualquier daño que pueda estar causando en tu vida.

Las consecuencias negativas incluyen:

  1. problemas con la salud;
  2. pérdida del trabajo;
  3. aparición de problemas financieros;
  4. incumplimiento de responsabilidades personales o profesionales.
  5. problemas en las relaciones en pareja;
  6. descuido en la higiene personal.

El medicamento empieza a ser la parte de la vida y el abuso en seguida puede convertirse en la dependencia ya que se desarrolla la tolerancia al medicamento y cada vez necesita una dosis más alta para encontrarse bien. 

3. Uso del medicamento para drogarse

Ha notado que toma Tramadol por sus efectos eufóricos y después de tomarlo se encuentra relajado y tranquilo? Si su respuesta es "sí", y no toma el analgésico de la forma que le ha recetado su médico, es muy probable de que tenga la adicción. 

4. Uso de Tramadol sin receta

El uso del medicamento sin receta, dosis altas o para las indicaciones que no han sido recetadas por su médico, puede influir en la posibilidad de la aparición de la dependencia de tramadol ya que antes de comenzar su uso, el médico tiene que analizar su historial médico y recetarle la dosis según sus condiciones de salud. 

El cuerpo y la mente pueden acostumbrarse a las dosis altas y tendrá que aumentar la dosis para notar el mismo efecto. Por esta razón los pacientes adictos suelen aumentar la dosis para perseguir el subidón inicial.

5. Dependencia psicológica

Si está adicto al Tramadol, puede experimentar también la dependencia psicológica. Si ha estado abusando de la droga durante largos períodos de tiempo, puede comenzar a tener ansias compulsivas por el medicamento y sentir que lo necesita para sobrellevar el estrés de la vida cotidiana.

6. Conducta de búsqueda de drogas

El comportamiento de búsqueda de los medicamentos que ayudan con el alivio de dolor es un signo clásico de adicción. Las tácticas comunes de búsqueda de drogas incluyen:

  1. "Compras" de médicos (visitar a varios médicos para obtener recetas).
  2. Visitas a urgencias para obtener el medicamento.
  3. Visitas al médico cerca del final del horario su trabajo.
  4. “Pérdida” repetida de recetas.
  5. Negarse a someterse a una prueba médica.
  6. Renuencia a proporcionar registros médicos.
  7. Manipulación de medicamentos.

7. Síntomas físicos

El uso de Tramadol incluso según lo recetado por su médico puede provocar efectos secundarios no deseados. Abusar de la droga puede causar muchos problemas de salud y tales reacciones adversas como:

  • dolores musculares;
  • mareo;
  • somnolencia constante;
  • náuseas y vómitos;
  • estreñimiento;
  • ausencia de apetito;
  • sudoración aumentada;
  • debilidad en el cuerpo;
  • dolor de cabeza;
  • sequedad en la boca;
  • acidez estomacal o indigestión;
  • fiebre;
  • problemas para concentrarse;
  • problemas para dormir;
  • cambios de humor;
  • depresión.

Si experimenta regularmente alguno de los síntomas físicos anteriores, es posible que está adicto al Tramadol.

No dude en ponerse en contacto con su médico en caso de encontrarse mal o tener alguno de los síntomas mencionados en este artículo para evitar la dependencia y problemas de salud más graves.  

Publicado en: Comprar medicamentos online

Editado: 24.06.2022